Chew: Taster’s Choice

Publicado por

Es la primera entrega de este cómic que llega a nuestras manos gracias a Image cómics, una editorial que se encarga de publicar novelas gráficas de independientes. Los autores de esta obra son John Layman y Rob Guillory, escritor y artista respectivamente; quienes le otorgan un sello particular a la serie. El estilo de dibujo es distinto a los que se emplean normalmente en los libros de historietas, y en conjunto con los diálogos y la trama de la historia, dan como resultado una armonía perfecta.

Este es el tipo de libro que te hace agradecer la existencia de editoras como Image, que le dan la oportunidad a maravillosos artistas de dar a conocer su trabajo. “Chew” es en verdad una obra maestra de las novelas gráficas. Una novela de crimen-policial, oscura, con un humor absurdo, y llena de sátira. Muy graciosa también, mezclándose por momentos con los más perturbadores y locos escenarios.

Una epidemia aviar ha ocasionado la muerte de más de 100 millones de personas, por lo que la crianza y consumo de pollo se ha prohibido a nivel mundial. Esta medida gubernamental, trae como consecuencia que surjan mafias que promuevan el consumo ilícito de carne de pollo; es en este contexto que conocemos al detective de policía Tony Chu. Mientras trata de resolver un caso que le ha afectado en demasía, el agente Chu descubre que posee una extraña habilidad: es un cibópata. Es decir, le vasta con probar un pedazo de cualquier cosa y al instante, sabrá cuál fue el origen del objeto en sí. Por ejemplo, y citando un diálogo del cómic, si Tony come una naranja, sabrá dónde fue cultivada, de qué árbol fue colectada y en cómo fue que llegó hasta el lugar dónde él la adquirió.

Gracias a este peculiar “don” que acaba de ser descubierto por Chu, la división de crímenes especiales de la FDA lo busca para reclutarlo e incorporarlo a sus fuerzas de trabajo. ¿Por qué? Pues porque si Tony da un pequeño mordisco al cadáver, entonces podrá saber quién fue el asesino, cómo y por qué se cometió el crimen. Es así que al trabajar en los más bizarros y extraños casos, los problemas empezarán a llenar el día a día del agente Tony Chu.

Y así es como somos introducidos al sorprendente universo de “Chew”, yo simplemente quedé cautivada con este primer volumen. Como se habrán dado cuenta, el background de la historia es súper inquietante, a mi me llamó mucho la atención y caí rendida ante lo que el libro me ofrecía. Mientras más se avanza en la lectura, uno puede percibir cuan bien se complementan los autores de esta maravilla (ambos comparten un nivel de locura similar, por decirlo de alguna manera).

Si así me ha dejado la primera entrega, no quiero esperar más para tener las que faltan conmigo.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .